Buscar

El dueño del centro comercial Habaneras deja de ingresar 15 millones al perdonar rentas por la covid

La socimi Castellana Properties, controlada por el fondo de inversión sudafricano Vukile y especialista en la adquisición y gestión de centros comerciales, alcanzó un Ebitda de 9,2 millones en el primer semestre del ejercicio (que en su caso comprende de abril a septiembre), pese a que los ingresos por rentas se redujeron considerablemente al llegar a acuerdos con sus inquilinos por la crisis de la covid.

La cotizada en el BME Growth, dueña entre otros muchos del centro comercial Habaneras de Torrevieja, ha publicado este jueves los resultados del primer semestre. Durante este periodo, la compañía alcanzó un Ebitda de 9,2 millones de euros y los Fondos generados por Operaciones (FFO) ascienden a 2,3 millones de euros, mientras que los ingresos brutos por rentas se situaron en los 15,2 millones de euros, según ha informado en un comunicado.

"Desde el inicio de la pandemia, Castellana ha apostado por apoyar a sus inquilinos, así como a las comunidades y ciudades en las que la firma tiene presencia", indica la nota. Por ello, ha creado un Fondo de Solidaridad, mediante el que ha donado más de 100.000 euros en productos de primera necesidad, material informático con fines educativos y productos sanitarios en las distintas ciudades donde está presente. 

Además, ha bonificado rentas entre abril y septiembre por un valor de 15 millones de euros con el objetivo de apostar por las relaciones a largo plazo, tal como adelantó Alicante Plaza en su día. La socimi estima que esta medida tendrá un impacto positivo los próximos años, ya que ha permitido incrementar la ratio de ocupación en los centros de la firma hasta el 98,5%.

"La política proactiva de bonificación de las rentas y ayuda al pago de las mismas ha supuesto un descenso en los ingresos de rentas de 15 millones de euros", admite la compañía, lo que ha impactado en sus cuentas además de la depreciación del valor de los activos a causa de la pandemia (-1% este semestre, -3,4% acumulado). Así, la firma arroja unas pérdidas de 18,9 millones de euros, que espera revertir en gran parte el próximo semestre dado que las bonificaciones van en decremento. 

El valor neto de la compañía alcanza los 519 millones de euros y la deuda neta se sitúa en 473 millones de euros, con un net loan to value (LTV) del 47,56%. Los resultados obtenidos avalan el excelente posicionamiento de la compañía en el mercado y su potencial, motivo por el que Castellana Properties espera recuperar al 100% su actividad económica habitual tras la pandemia para continuar expandiendo el negocio en el país.

Del mismo modo, Castellana Properties ha alcanzado ya acuerdos con el 82% de los inquilinos y un 8% se encuentra en fases muy avanzadas. Entre las medidas acordadas, la compañía ha logrado ampliar la duración de los contratos de arrendamiento en sus activos retail en base a su renta mínima garantizada un 5,6% y han pasado, de media, de 10,6 a 11,2 años. Además, los últimos meses Castellana Properties ha seguido dinamizando la actividad en los activos propiedad de la firma y ha puesto en marcha un amplio abanico de promociones.

Las afluencias y las ventas, cercanos a niveles precrisis

Castellana Properties tiene actualmente en su cartera 18 activos entre centros comerciales, parques comerciales y oficinas con una superficie bruta alquilable de 373.478 m², cuyo valor alcanza los 993,84 millones de euros. El 97% de su portfolio corresponde a activos retail, donde se han implantado medidas de seguridad muy estrictas que han convertido estos centros y parques comerciales en espacios seguros para comprar.

Las ventas y afluencias se han recuperado más rápido de lo esperado, creciendo mes tras mes desde su reapertura en el mes de mayo, y se acercan a niveles precrisis. En octubre, los centros comerciales alcanzaron el 84% de las visitas respecto al mismo mes del año anterior y las ventas han evolucionado incluso más rápido recuperando en septiembre, último mes reportado, el 93% respecto al mismo periodo del año anterior. El bricolaje, la electrónica, las mascotas y artículos para el hogar son los que han experimentado mejores datos.

Alfonso Brunet, CEO de Castellana Properties, asegura que "los centros comerciales han demostrado que son lugares seguros, y donde la incidencia de la covid-19 ha sido mínima, y así lo demuestran las cifras de afluencias y ventas que hemos registrado en estos últimos meses con una recuperación por encima de lo esperado y sin ningún contagio contabilizado hasta la fecha. Nuestra apuesta por tender la mano a todos nuestros inquilinos y huir de la mera relación casero-inquilino está dando sus frutos y estamos convencidos de que el rendimiento de nuestros centros recuperará el 100% en pocas semanas".