Buscar

Cuplé reordena su presencia física en Alicante: cierra en Gadea y abre en la zona de Playas.

La firma ilicitana de moda y calzado femeninos Cuplé reordena su presencia física en Alicante. Sumida en un proceso de reestructuración de su red de comercios a pie de calle, la empresa ha decidido cerrar su segundo establecimiento en el centro de la capital alicantina, donde mantiene abierta la tienda de la avenida de Maisonnave, y abrir en cambio en la zona de Playas. Así, Cuplé ha bajado la persiana de su local en la avenida Doctor Gadea (a solo unos centenares de metros del primero), convertido en outlet para liquidar existencias, y acaba de inaugurar una nueva tienda en la calle Pedro Ferrándiz, junto a la glorieta de Sergio Cardell.

La apertura en la zona de Playas, de hecho, es una de las dos que ha protagonizado la firma ilicitana en los últimos meses, en los que ha estado más centrada en suprimir los establecimientos menos rentables, según ha publicado el portal especializado Modaes. La nueva tienda abrió sus puertas el pasado mes de diciembre con el régimen de franquicia, y con la nueva colección otoño/invierno de la firma, ‘Dakota’, como gancho. La otra apertura que llevó a cabo la empresa a finales del pasado año fue en Vigo, y tiene prevista una más en Madrid.

Mientras, Cuplé está más centrada en adelgazar su red de tiendas cerrando aquellas que no son rentables, tras un periodo expansivo que la ha llevado a superar el centenar rótulos en España y otra docena de países, fundamentalmente de Europa y Latinoamérica (la tienda que abrió en Qatar es una de las que van a cerrar). En paralelo, la empresa ilicitana ha comenzado a explorar el canal multimarca y quiere potenciar la venta online (además de su ecommerce, vende sus productos en plataformas de distribución especializadas como Zalando y en Amazon), que ya supone un 15% de la facturación.

Fundada en 1987 y ubicada en Elche Parque Empresarial, Cuplé está comandada en la actualidad por Paco Sánchez, de la segunda generación familiar. En la empresa y sus franquicias trabajan más de 300 personas y el grupo está controlado por la sociedad Selconet, que dirige Sánchez. La marca vende a través de tiendas propias y franquicias desde 1995 en España y países de Europa, Latinoamérica (tiene prevista una nueva apertura en México) y Oriente Medio. En cuanto a España, está presente en más de 30 provincias con medio centenar de tiendas, tras introducirse en plazas clave como València o Madrid. El pasado ejercicio, el grupo facturó unos 30 millones de euros.