Buscar

Pandabox: big data español capaz de renovar el armario de los niños sin pasar por un probador.

Pandabox es la primera startup española de moda por suscripción para niños que responde a una necesidad: los pequeños crecen rápido, necesitan renovar sus prendas y los padres tienen poco tiempo para ir con ellos de compras. Se facilita este proceso y se facilita el descubrimiento de nuevas marcas.

El mercado de la moda por suscripción es una tendencia al alza en todo el mundo. De hecho, el principal actor de este sector en EEUU, Stitch Fix factura alrededor de 1.200 euros al año y aumenta su volumen de negocio a cada mes que pasa.

Siguiendo este modelo, pero con un servicio enfocado a bebés y niños, PandaBox irrumpe en España para dar respuesta a una necesidad que tienen las familias: los pequeños crecen rápido, necesitan renovar sus prendas porque se les quedan pequeñas, y los padres tienen poco tiempo para irse de compras con ellos. Además, la tarea de acudir con los niños a las tiendas para probarles ropa nueva no suele ser la más sencilla.

La plataforma, creada por tres mujeres emprendedoras, ofrece un servicio de personal shopper que, mediante un algoritmo, envía ya a más de 1.000 familias 'cajas sorpresa' con una selección personalizada de 3 looks en función de las necesidades y presupuesto de cada usuario.

«La falta de tiempo y lo engorroso que suele ser para los padres ir de compras con sus hijos, les lleva a comprar siempre las mismas marcas y el mismo tipo de prendas. PandaBox les ofrece nuevas posibilidades de una manera muy sencilla», asegura Patricia García, co-fundadora de Pandabox.

La startup española, creada por tres mujeres emprendedoras, Patricia García, Ana Ruiz y Sonia Conde, utiliza un algoritmo convertido en personal shopper que selecciona hasta 3 looks distintos en función de las necesidades, los gustos y el presupuesto de cada usuario, para mandarlas posteriormente en una 'caja sorpresa'. La plataforma pregunta las tallas en cm, los gustos a través de fotografías que ayudan a definir tanto el estilo de las prendas como la gama de colores de las mismas.

Una vez reciben la ropa, los padres tienen cinco días para elegir las prendas que quieren quedarse y las que prefieren devolver, pagando únicamente las que se quedan con un descuento. Además, se les descuenta los 9,99 euros que cuesta el servicio de personal shopper y que sólo se cobra en el caso de que los padres no elijan ninguna de las prendas que manda Pandabox.

PandaBox, escaparate de más de 40 marcas

La plataforma española suma 5.000 usuarios ya y sirve como escaparate para 40 marcas de las que ofrece sus productos: Babyclic, TumbleNDry, Message in The Bottle, Play Up, PetitOh, Laranjinha, Boboo o Suindiatic, entre otras. «Nosotras trabajamos con las marcas como cualquier tienda multimarca, comprándoles el producto y vendiéndolo al cliente al precio que estas marcas nos recomiendan. Hay marcas que incluso nos fabrican prendas en exclusiva», explica Patricia García, cofundadora de la startup.

La plataforma irrumpe en España al estilo de Stitch Fix, una de las startups de moda favoritas de Wall Street que factura 1.200 millones de euros al año.

Además, el servicio de personal shopper de la plataforma ayuda a que los padres descubran las nuevas tendencias en moda infantil.