Buscar

El Corte Inglés financiará las compras de sus clientes en otros comercios.

Financiera El Corte Inglés ha lanzado un plan piloto con el que ha formalizado casi 17.000 contratos.

Financiera El Corte Inglés amplía su horizonte de negocio. La sociedad, que hasta ahora ofrecía soluciones financieras para la compra de productos y servicios comercializados por la cadena de distribución, ha dado el salto al segmento del préstamo personal. La iniciativa se ha concretado a través de la puesta en marcha de un programa piloto para el lanzamiento al mercado del Préstamo Luz Verde.

Es un nuevo producto que pueden suscribir los titulares de la tarjeta de compra de El Corte Inglés para disponer de hasta 18.000 euros. El cliente puede destinar esa financiación a la adquisición de productos ajenos a El Corte Inglés (también propios), como por ejemplo, la realización de un máster o la reforma de una vivienda. El tipo de interés medio aplicado se sitúa en torno al 12,5%(ver información adjunta).

Hasta el momento, la financiera, participada al 51% por Santander y al 49% por El Corte Inglés, ha formalizado 16.559 contratos. La compra media asciende a 8.935 euros, lo que eleva la inversión a 147,95 millones.

La consejera delegada de la sociedad es Mónica López, directiva de Santander Consumer, la unidad que dirige Magda Salarich. Jesús Nuño de la Rosa, presidente de El Corte Inglés, ocupa la presidencia no ejecutiva.

Base de clientes

El salto a la actividad del préstamo personal permitirá a la compañía sacar más valor a su amplia base de clientes en un momento de empuje del crédito al consumo en España. Más de 11 millones de clientes de El Corte Inglés son titulares de su tarjeta de compra.

Su volumen de clientes es equiparable al de los grandes bancos. En España, Santander declara 17,3 millones de clientes totales (8,85 millones activos) y CaixaBank, 15,6 millones. La base de usuarios de BBVA España, Bankia y Sabadell oscila entre 8 y 9 millones.

Son, además, clientes propios de El Corte Inglés de los que la financiera tiene conocimiento, lo que ayuda a controlar la morosidad. Desde que Santander entró en el capital de la financiera en 2013, el apetito de riesgo de la sociedad (cuantía y tipo máximo de riesgo que asume) lo fija el banco. La financiera cerró 2017, último dato disponible, con una mora del 3,43%, frente al 5,20% de 2016.

El nuevo Préstamo Luz Verde, a su vez, permitirá a la sociedad beneficiarse del auge del negocio al consumo. Aunque el supervisor ha puesto la lupa sobre esta actividad y su crecimiento se ha desacelerado desde tasas del 20%, esta financiación sigue subiendo a ritmos de casi el 15% en España. Detrás de este empuje está su mayor rentabilidad para la banca. El tipo de interés medio de los nuevos créditos supera el 8%, seis puntos porcentuales por encima de la tasa de las hipotecas.

El Préstamo Luz Verde complementa la cartera de productos de la financiera. En 2018, el saldo nuevo concedida a través de la Fórmula Personal de Pago, Línea de Crédito y Pago por Cuotas ascendió a 1.673 millones, un 5,48% más. Casi el 80% se canalizó a través de El Corte Inglés y otro 19% por Viajes El Corte Inglés.

Por su parte, el importe de los bienes y servicios adquiridos con la tarjeta de la cadena alcanzó los 4.895 millones de euros, un 5% más.

Las características del nuevo producto

El nuevo Préstamo Luz Verde puede ser contratado por titulares de la tarjeta de compra de El Corte Inglés que tengan entre 18 y 70 años y residan en España. El importe oscila entre 1.500 y 18.000 euros. Para conocer qué saldo tiene a su disposición el cliente hay dos vías. La financiera puede enviar al domicilio del cliente una comunicación personalizada con el importe preconcedido. El cliente también puede acudir directamente a los Departamentos de Seguros de El Corte Inglés o Hipercor para conocer qué fondos tiene a su disposición. El plazo por el que se puede solicitar el préstamo oscila entre los 12 y los 60 meses.

Para su contratación, el cliente debe aportar tres documentos: el DNI, un justificante de titularidad bancaria (recibo domiciliado, extracto de cuenta, etcétera) y un justificante de ingresos en caso de solicitar un importe superior al preasignado. El documento de identidad y la justificación bancaria deben ser entregados en el momento de solicitar el préstamo. La documentación sobre los ingresos puede ser entregada en ese momento o remitirla posteriormente por correo electrónico. Una vez que el cliente haya contratado el préstamo, recibirá una transferencia en su cuenta en el plazo máximo de dos días hábiles.