Buscar

El 'boom' de Amazon en cifras: multiplica por 50 sus propiedades en 15 años.

La firma cuenta con 23,5 millones de metros cuadrados entre oficinas, almacenes y 'data centers'.

"Después de mucho pensar y deliberar, hemos decidido no seguir adelante con nuestros planes de construir una sede para Amazon en Long Island". De este modo anunció el gigante del comercio electrónico, el pasado 14 de febrero, su decisión de dar marcha atrás a los planes de la compañía para construir una segunda sede en la ciudad de Nueva York (EEUU).

Un proceso no exento de polémica después de que decenas de urbes de todo el país lanzaran ofertas al gigante de Seattle para albergar la segunda sede corporativa que el grupo tiene previsto abrir en Estados Unidos. Finalmente, Amazon se decantó por dividir la oficina entre Virginia y Nueva York.

Amazon sumó entre 2015 y 2017 más metros cuadrados que en todos los años precedentes

Sin embargo, la oposición de activistas, líderes sindicales y legisladores locales, críticos con las ventajas fiscales que la multinacional exigía para la inversión, llevaron a la compañía que dirige Jeff Bezos a renunciar a un proyecto que preveía la construcción de un campus de 35.000 metros cuadrados y la creación de alrededor de 25.000 puestos de trabajo.

Un nuevo complejo que hubiera engordado la ya de por sí larga lista de activos inmobiliarios que ha ido construyendo en los últimos años, a medida que ha expandido su actividad hasta convertirse en el mayor grupo de comercio electrónico del mundo por volumen de ingresos. En total, Amazon contaba en 2017, últimos datos disponibles, con más de 253 millones de pies cuadrados, el equivalente a 23,5 millones de metros cuadrados, entre oficinas, almacenes, tiendas y centros de datos, según recoge la compañía en su Informe Anual más reciente.

Se trata, según cálculos de EXPANSIÓN, de 50 veces más que los 480.676 metros cuadrados que ocupaba la compañía hace quince años. El lento crecimiento de la firma en los inicios de la década de los 2000 (ver gráfico adjunto), contrasta con el despegue que experimentó a partir de 2010.

En los tres últimos años, la empresa ha agregado más metros cuadrados a su balance que en el resto de ejercicios precedentes. Sólo en 2017, cuando se cumplieron 23 años de la fundación de la empresa y una década del lanzamiento del programa Prime, incorporó casi siete millones de metros cuadrados en propiedades. Prácticamente la totalidad de estos espacios están en régimen de arrendamiento.

EXPANSIÓN GLOBAL

Pero, ¿cómo se reparte todo este espacio? La ambición de la tecnológica, que cuenta con negocios en hasta cinco sectores -logística, comercio minorista, cloud computing, electrónica de consumo y entretenimiento- hace que sus propiedades se encuentren también muy repartidas. En sus cuentas, Amazon diferencia entre espacios de oficina, tiendas físicas y centros de datos y almacenes. Estos últimos, son los que concentran el grueso de los millones de metros cuadrados que ocupa la firma en todo el mundo y son los que más han aumentado en estos quince años.

En concreto, a cierre de 2017, la empresa contaba con 19,4 millones de metros cuadrados de almacenes y centros logísticos de los que la gran mayoría se encuentran en Estados Unidos. Fuera del país norteamericano, la multinacional dispone de 6,7 millones de metros cuadrados. Y es que de forma paralela a la que ha ido incrementando su negocio, la empresa ha ido expandiendo su presencia en más y más mercados. En diez años, desde 2007, Amazon ha multiplicado por quince los metros cuadrados de almacenes y puntos de distribución que tiene fuera de EEUU.

En 2017 compró las 472 tiendas con las que cuenta la cadena de supermercados Whole Foods

Mención aparte merece su negocio de cloud computing que, si bien representa una parte pequeña de sus activos inmobiliarios, es uno de los pilares del negocio de la compañía. Amazon Web Services (AWS), el nombre con el que opera la filial, aporta más de la mitad del beneficio operativo de la firma, que en 2018 ascendió a 7.291 millones de dólares (más de 6.440 millones de euros). Con estos centros, que la compañía tiene distribuidos por EEUU, Europa, Asia y América Latina, la tecnológica da soporte a la actividad de sus clientes. Los data centers suman cerca de 950.000 metros cuadrados.

La compra de la cadena de supermercados estadounidense Whole Foods en 2017 por 13.700 millones de dólares (12.300 millones de euros) introdujo a la empresa de Jeff Bezos en un terreno inexplorado para ellos hasta ese momento. Y es que aunque Amazon era ya entonces el mayor grupo de comercio electrónico del mundo, sus incursiones en el mundo físico habían sido muy escasas. Con esta operación, la mayor adquisición en la historia de la compañía, la empresa sumó a sus activos las 472 tiendas que tiene abiertas Whole Foods en EEUU, Canadá y Reino Unido. En total, casi dos millones de metros cuadrados.

Pese a la espectacular expansión de la compañía en los últimos años, Amazon todavía sigue lejos del enorme conglomerado de tiendas y espacios de oficinas que tiene Apple repartido por todo el mundo, especialmente en EEUU. A cierre de 2017, los de Cupertino ocupaban 37,9 millones de metros cuadrados de oficinas, además de ser propietarios de otros 29,8 millones en terrenos. En lo que respecta a Google Facebook, sus activos inmobiliarios son mucho menores, con apenas un millón y 800.000 metros cuadrados, respectivamente, en propiedades declaradas en 2017.