Buscar

Comerciantes de València critican el proceso participativo en Pla del Remei.

La asociación Comercios Valencia Centrode ha criticado que el proceso participativo de los barrios Pla del Remei y Russafa ha sido "minoritario, dirigido desde el inicio y muy parcial" y ha denunciado que se está "queriendo poner en marcha una supermanzana de forma encubierta".

En un comunicado, la asociación ha defendido que "una zona comercial de atracción supramunicipal como esta requiere obligatoriamente, sumarle rigurosos y detallados análisis sobre aspectos que no se tienen en cuenta en el proceso participativo, pero que son absolutamente necesarios para diseñar propuestas en beneficio de todos".

Previamente a cualquier actuación en esta zona de alto interés comercial, los comerciantes creen necesario "conocer de forma pormenorizada toda la información relativa a los residentes, visitantes y clientes de los comercios, empresarios y trabajadores del entorno, y uso de los espacios".

"Se está queriendo poner en marcha (en la calle Cirilo Amorós junto al mercado Colón) una supermanzana de forma encubierta, cuya aplicación no tiene precedente ningún otro entorno urbano comercial. Una operación que resulta tremendamente arriesgada al considerar este espacio de forma disgregada con el resto del centro", ha advertido.

La asociación ha recordado que en junio del 2017 presentó al Ayuntamiento de València una propuesta para que la Oficina Pateco efectuase un estudio de caracterización de actividades, usos y espacio urbano, de los barrios del Eixample, Sant Francesc, Mercat, la Seu y La Xerea previo a adoptar cualquier tipo de actuación.

Además, ha señalado que debe existir un planteamiento de diseño conjunto de la zona que se efectúe con un concurso de ideas donde puedan participar distintos equipos de arquitectos, como en el caso de la plaza de la Reina y el entorno de la Lonja, ya que la zona por su complejidad arquitectónica lo requiere.

Ha destacado que se empezó con una actuación en las calles Felix Pizqueta, Pizarro y Hernán Cortes, y ahora se encuentran con "una zona inacabada que precisa urgentemente de actuación en Isabel la Católica y Grabador Esteve para conseguir la homogeneidad entre las calles del Pla del Remei".

"No consideramos apropiados nuevos experimentos que pueden causar graves perjuicios económicos a las empresas y a sus trabajadores", han manifestado.

Desde la asociación han destacado que el comercio es "extremadamente sensible a la movilidad y la accesibilidad", y han recordado que muchos residentes de València trabajan en el área metropolitana," que a pesar de los esfuerzos, no está bien conectada". EFE