Buscar

Mercadona dispara sus ventas un 6% más en 2017 y reduce su beneficio a la mitad.

  • Gana menos por la inversión que ha hecho en la renovación de sus tiendas y en su nueva web 'online''
  • Lanzará su web de compra 'online' en el segundo semestre de 2018 en Valencia capital y llegará a otras ciudades en 2020

Mercadona quiere seguir siendo el rey y esto pasa por sacrificar el beneficio e invertir en tener tiendas mejores y una web de compra online lo más rentable posible. Eso es lo que hizo en 2017. Vendió un 6% más, hasta los 22.915 millones de euros, pero recortó su beneficio a la mitad, hasta los 322 millones, según el presidente de la cadena valenciana, Juan Roig, que presentó este martes los resultados del grupo. Facturó más pero ganó menos porque este año ha realizado una importante inversión (más de 1.000 millones de euros) para renovar sus supermercados y preparar su web de compra online. Para, en definitiva, no perder el carro y seguir siendo líderes en España. El empresario ilustró con un ejemplo muy gráfico: "Teníamos que adelgazar, estábamos muy gordos". Roig desgranó las principales cifras económicas de la compañía, que creó 5.000 nuevos empleos y pagó más de 1.400 millones en impuestos. La plantilla total ya asciende a los 84.000 trabajadores. Se trata de la vigésima rueda de prensa del empresario ante los medios y una de las que más expectación ha generado, con más de 100 profesionales acreditados. Las razones: Mercadona va a lanzar en el segundo semestre de este año su web de compra online, va a abrir sus primeras tiendas en Portugal en 2019 y, al igual que el resto de cadenas de la competencia, está inmersa en un ambicioso proceso de renovación de sus supermercados. Fuerte inversión Estas son las principales razones que explican que su beneficio haya sido menor. "La bajada de resultados no viene por una bajada de los precios", ha dicho el presidente del grupo. Tampoco por una caída de las ventas, que, de hecho, han batido un nuevo récord (con un crecimiento del 6% en facturación y del 5% en unidades vendidas). El año pasado Roig ya dijo que Mercadona iba a ganar menos, en torno a los 200 millones, como consecuencia de la inversión en en la renovación de sus tiendas, para hacerlas más modernas y más eficientes. En esta guerra están todos: Carrefour, Dia o Lidl.Este año se han modernizado un total de 157, aunque el objetivo es reformar 1.600 tiendas de aquí a seis años. Las ya actualizadas cuentan con una sección mejorada de frescos, con horno de pan y bollería y sección de jamón al corte, entre otras novedades. A unas 200 se les ha añadido la sección de productos frescos, que es una de las cosas que más demanda el consumidor, "el jefe", en la jerga interna de Mercadona. Se trata, según Roig, el dato "de inversión más importante" que ha hecho el grupo. Este proceso de reforma supone que durante el año hay una media de 15 tiendas que están cerradas, con la consiguiente pérdida económica que eso conlleva. La web, la gran apuestaSi hace dos años Roig decía que sus supermercados no iban a entrar en esta guerra por el ecommerce, ahora reconoce que tienen que estar ahí, a pesar de que las compras online en Mercadona sólo son el 1%.Sin embargo el discurso ha cambiado y se está trabajando en un modelo que sea lo más sostenible posible. Mercadona es la única cadena que ha reconocido que pierde dinero con la compra por internet. La nueva web, en la que se lleva trabajando poco más de un año, se lanzará en el segundo semestre de 2018 en Valencia capital y llegará a otras ciudades en 2020."Somos los que mejor preparados estamos para hacer la venta online", ha dicho el empresario, que insiste con el actual sistema de reparto desde tienda Mercadona "pierde dinero a punta pala". Lo que planean hacer es repartir directamente desde centros logísticos y no desde los supermercados, como hacen ahora todas las cadenas. "Por muy mal que lo hagamos siempre será mejor que lo que teníamos", ha dicho el empresario. Este sistema (de reparto desde un almacén al margen de la tienda) es el que tiene Amazon en Madrid, Barcelona y desde hace un mes también en Valencia. Esta apuesta de la cadena por mejorar y seguir siendo la número uno en cuota de mercado seguirá en los próximos años. "Vamos a transformar Mercadona", ha dicho el directivo. La cadena va a invertir 8.500 millones de euros en seis años.