Buscar

12,3 millones de euros para impulsar el 'E-Commerce'.

  • Compromís y PSPV se garantizan la transposición del pacto tras sumar a Cs en la proposición de ley
  • La reforma normativa se ha registrado ya y se aprobará en el pleno del 7 de febrero

La cuenta atrás para que entre en vigor el pacto que zanja la guerra de los horarios comerciales en la Comunidad Valenciana ya ha arrancado. A expensas de que las Cortes validen el acuerdo que alcanzó el sector, las grandes superficies vinculadas a la patronal Anged ya han comenzado a revisar los turnos de trabajo de sus plantillas ante el inminente cambio de escenario. Los operadores ya han señalado, de hecho, una fecha en rojo en el calendario de aperturas. El domingo 18 será el primero en que echen el cierre, según las previsiones que manejan los grandes actores del comercio en la región.

Los principales agentes del sector no pueden esperar más para modificar los horarios programados en este primer trimestre. Con el fin de comunicar a sus empleados estas modificaciones con la suficiente antelación deben anticiparse a la reforma normativa, que previsiblemente entrará en vigor la semana del 12 de febrero.

Se trata, en cualquier caso, de un pronóstico aproximado. Extraoficial. Aunque según las fuentes consultadas, se trata del escenario más factible después de que los grupos parlamentarios del Gobierno bipartito -es decir, Compromís y PSOE- registraran ayer la proposición no de ley en las Cortes para incorporar, por vía de urgencia y sin enmiendas, el contenido del pacto en la Ley autonómica del Comercio. No están solos en esta empresa. Ciudadanos ha rubricado también el documento, lo que garantiza a sus promotores una mayoría suficiente para que pueda aprobarse sin sobresaltos en el pleno que se celebrará los días 7 y 8 de febrero.

Esta alianza puntual con el grupo que lidera Mari Carmen Sánchez aporta tranquilidad en la votación, aunque no parece probable que el pacto aprobado por las principales organizaciones del sector coseche algún voto en contra. Y no se debe únicamente al amplio consenso que concitó en su día el acuerdo. También mejorará de forma significativa las condiciones de trabajo de miles de trabajadores, que ahora se veían obligados a trabajar buena parte de los festivos.

En cualquier caso, el conseller de Economía aspiraba a alcanzar un consenso mayor tras reunirse la semana pasada con representantes de todos los partidos. Al final son sólo tres grupos los que han impulsado la iniciativa. No han logrado convencer ni a Podemos ni al PP, que desde el inicio de la legislatura se ha mostrado muy crítico con la gestión de la Conselleria.

Esta vez sí, la iniciativa legislativa se ha presentado con margen suficiente como para que se discuta y apruebe sin problemas en el pleno del 7 de febrero. Pero hasta el martes que viene no se certificará su inclusión en el orden del día. La clave radica en el tiempo que transcurrirá entre su aprobación parlamentaria y la publicación en el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV). Según las fuentes consultadas, podría demorarse entre 7 y 10 días, por lo que entraría en vigor antes del 18.

12,3 millones de euros para impulsar el 'E-Commerce'

La Conselleria de Economía invertirá 12,3 millones entre 2018 y 2023 para impulsar el comercio electrónico de la Comunidad Valenciana. El titular de este departamento, Rafa Climent, presentó ayer el plan a las principales asociaciones empresariales del comercio (Cecoval, Covaco y Unión Gremial), así como a las cámaras de Comercio valencianas, a través de la Oficina Pateco, y al Centro de Artesanía de la Comunidad Valenciana, a quienes ha agradecido su participación en la elaboración del plan. A su juicio, el plan «focaliza su estrategia en las micro y pequeñas empresas y beneficiará directamente al pequeño comercio y a la artesanía, con un tejido empresarial formado por más de 55.000 empresas, fundamentalmente autónomos y microempresas». Este plan es uno de los compromisos adquiridos en el último seminario de Gobierno y forma parte de las medidas que el Consell está desarrollando para transformar el modelo económico, «ya que el comercio electrónico está creciendo de forma continuada e imparable y no se puede obviar esa situación real».