Buscar

El negocio de la franquicia cae en la Comunitat por primera vez desde 2011.

El número de franquicias con sede en la Comunidad Valenciana se redujo un 6% el pasado año, quedando en 139, según se desprende de los datos de la 25ª edición de la Guía de Franquicias de España 2018 de la consultora de franquicias Barbadillo y Asociados.

Si bien esta cifra vuelve a situar la comunidad a la cabeza del ranking por comunidades autónomas junto con Madrid (377) y Barcelona (249), esta cifra arroja un balance negativo con respecto a años anteriores. De hecho, es la primera vez que el número de franquicias desciende después de seis años de crecimiento consecutivo, todo lo cual apunta a una ralentización que también se empieza a sentir en el resto del país, en mayor o menor medida.

 

Por provincias, Valencia es la más activa, con 78 enseñas. Le sigue a una considerable distancia Alicante, con 52, y finalmente se encuentra Castellón, con nueve enseñas con sede en su territorio. Esto muestra una bajada generalizada en las tres provincias de la comunidad. La que más pierde es Alicante, que reduce el número en cinco, frente a las tres que baja Valencia y una que descuenta Castellón.

En España que han expandido su concepto de negocio mediante el sistema de franquicia 1.342 compañías, lo que significa un 2,2% más en un año. El director general de la firma, Santiago Barbadillo, «si bien las cifras continúan siendo positivas, es conveniente no olvidar que más importante que el crecimiento de marcas franquiciadoras es la calidad de las mismas y su consolidación. En los últimos años el sistema está dando avisos de que no se está atendiendo suficientemente a la calidad, con proyectos desarrollados con escaso 'expertise'».