Buscar

El primer reparto de ayudas a comercios se salda con 188 aprobadas.

Un edicto del Ayuntamiento publicado ayer ha puesto la cifra a los beneficiarios de la primera edición de las ayudas para reformar o abrir nuevas tiendas, que este año ascendían a 287.000 euros con un máximo de 3.000 euros por empresa, según las bases. En total, han pasado el corte 188 establecimientos, mientras que otros 194 se han quedado fuera al no cumplir los requisitos del Consistorio.

El plazo dado a los comerciantes generó cierta polémica al tener que tramitar la documentación en pleno verano, en concreto en agosto. El próximo año seguramente se cambiará a tenor de lo dicho por el concejal de Comercio, Carlos Galiana.

 

Esto motivó que en una primera fase 300 comerciantes fueran requeridos para que presentasen nueva documentación, con el fin de que se pudieran sumar a las subvenciones, que en primera instancia generaron sólo 25 casos.

Ahora, el edicto indica que se añadirá un plazo de diez días para aquellos que quieran presentar algún tipo de reclamación. Entre los motivos de las exclusiones hay situaciones como que la petición se hiciera fuera de plazo, falten altas en la Seguridad Social o se trate de gastos no subvencionados.

Los 287.000 euros servirán para subvencionar los comercios de proximidad, con ayudas que cubrirán hasta el 100% de los gastos con el tope de 3.000 euros. Con estos fondos se pretende apoyar las actividades comerciales de los barrios para afrontar gastos corrientes.

Las ayudas municipales se unen a otras concedidas por Turismo y podrán destinarse a partidas como el pago del alquiler del local comercial, la implantación de sistemas de calidad comercial o la realización de cursos de formación de los trabajadores. También para nuevas tecnologías de gestión empresarial y la participación en plataformas de comercio electrónico.