Buscar

Amazon alarga dos semanas el ‘Black Friday’ del 2017.

El Black Friday comenzó siendo una jornada de compras con la que dar un impulso a las ventas justo antes de Navidad, en el fin de semana de Acción de Gracias en EE UU. De esa jornada, que hace apenas 10 años en España ni se conocía, se ha pasado a una campaña de rebajas en toda regla, al menos en el caso de Amazon. El gigante del comercio electrónico, uno de los principales exportadores del viernes negro, ha comenzado hoy en España dos semanas de descuentos con la marca Black Friday, que culminan el 27 de noviembre. Pondrá en oferta 15.000 productos con descuentos de entre el 20 y el 40%.

Amazon ha dado este lunes el pistoletazo de salida a la campaña, la quinta desde que está en España, con un acto en su gran centro logístico en San Fernando de Henares (Madrid). El responsable de la empresa estadounidense para España e Italia, François Nuyts, junto con representantes de empresas españolas que venden sus productos a través del Marketplace de Amazon, jaleado por cientos de empleados del gigantesco almacén (77.000 metros cuadrados) armados con ruidosos hinchables, ha pulsado un simbólico botón para dar inicio a una campaña en la que pondrán en oferta 15.000 productos, un 50% más que el año pasado, según la empresa.

Un 70% de esos productos serán de "terceros", pequeñas y medianas empresas que venden a través de Amazon, y a las que la firma que dirige Jeff Bezos ha querido dar protagonismo este año invitándolas a participar en el acto de encendido de las luces navideñas que supone el arranque de la campaña de Black Friday. “España es, junto a Italia, uno de los países de Europa donde tienen más peso las ventas de terceros”, ha justificado Javier Alvira, responsable del Marketplace de Amazon. En 2016, esos terceros -miles y miles”, según Nuyts- exportaron a Europa por valor de 200 millones, según Nuyts, que espera que este año se duplique la cifra. “Antes, teníamos que deletrear Amazon; ahora, hay mucho interés y muchas ganas de trabajar con nosotros”, ha dicho.

Para esta campaña de fin de año, el gran dominador del comercio electrónico quiere batir de nuevo récords. “Va a ser el Black Friday más grande”, ha clamado Alvira. Si el año pasado presumió de haber realizado más de 940.000 pedidos en 24 horas, este año prevé dejar atrás esa marca, como ya ha hecho con el número de ofertas. La empresa se niega a traducir a euros esas cifras, pero ya ha anunciado que reforzará la plantilla con 2.700 nuevos trabajadores para sus centros logísticos en Madrid y Barcelona.

Durante esta semana, irá calentando la fecha con algunas promociones, para incrementarlas a partir del lunes 20. A partir de ese día, habrá también ofertas para los clientes de su servicio Prime de entrega rápida. Si bien el famoso viernes negro es el próximo día 24, la campaña se estira hasta el lunes 27, el llamado Cyber Monday. “Vemos que a los consumidores les encanta [las campaña] y con los [productos de] terceros podemos tener más ofertas durante más días”, ha explicado Nuyts a los periodistas invitados al acto.

SIN NOVEDAD EN CATALUÑA

Amazon no ha registrado caída de ventas en Cataluña y sus inversiones en esa comunidad se mantienen según lo previsto. Así lo ha asegurado el máximo responsable de la empresa en España, François Nuyts, en el acto de lanzamiento de la campaña del Black Friday. Preguntado por los periodistas, ha rechazado que la firma haya notado una caída de las ventas en Cataluña como consecuencia de la inestabilidad política derivada del desafío independentista."No tenemos constancia", ha asegurado, como tampoco de que productos catalanes estén sufriendo boicot por parte de los clientes.

Por otro lado, ha afirmado que "los planes de inversión se mantienen. De hecho, el nuevo centro logístico de El Prat está funcionando ya a pleno rendimiento". Igualmente, ha dicho, el centro tecnológico de Barcelona, está  yendo "fenomenal".