Buscar

Mercadona desembarca en la calle Colón.

La cadena de Juan Roig ha recopilado durante meses el visto bueno de decenas de propietarios para conectar los bajos de los diferentes edificios que conectará el supermercado

 Mercadona, tras largos meses de negociación con decenas de propietarios y sus respectivas comunidades de vecinos, está a punto de cerrar el alquiler de un conjunto de bajos entre las calles Conde Salvatierra, Gravador Esteve y Colón que permitirá la creación de un céntrico supermercado, un establecimiento con el que la cadena de Juan Roig desembarca en la principal arteria comercial de València.

Así lo trasladan a Valencia Plaza fuentes del sector inmobiliario y vecinos de las tres vías que delimitarán el establecimiento. Mercadona, preguntada al respecto, solo confirma que está buscando emplazamiento en el centro de la ciudad de València, sin concretar el local ni su futuro uso. Entre los bajos que podrían configurar las entradas al supermercado se encuentran el número 3 de Conde Salvatierra, el 84 de Colón y el 8 de Gravador Esteve.

En esta última calle, además, se encuentra el aparcamiento que prevé utilizar Mercadona para dar servicio a sus clientes. La negociación ha sido compleja debido a la necesidad de contar con el visto bueno de todos los propietarios de cada finca para conectar los bajos de los diferentes edificios.

Una vez alcanzados los preceptivos acuerdos con los vecinos, Mercadona podrá construir el que será el emblema de sus supermercados en la ciudad, al situarse en la calle más concurrida de toda València.

El establecimiento, sin embargo, no será el más céntrico, puesto que la cadena ya cuenta con uno en la calle Roger de Lauria, que requirió una inusual distribución en dos plantas -provisto de rampas mecánicas y ascensor- para lograr los metros cuadrados que requiere el formato de la enseña.